Ventana escondida

Ventana escondida
La posibilidad nos pertenece. Es como una ventana escondida detrás de nuestros pensamientos. Nos alienta, nos muestra un sol radiante, nos invita. En la medida de lo posible, nuestros sueños y fantasías nacen y crecen. Convertir esta posibilidad, que es parte de nosotros, en nuestra realidad comienza con la decisión y la captura de todo lo bueno que puede salir de ella. Aunque muchas veces no lo percibimos, las posibilidades rigen nuestros días, nos marcan el camino, hacemos elecciones debido a ellas y, sobre todo, nos enamoramos de conceptos, estilos de vida, ideales e inclusive personas. Hay brechas en el camino y pequeños destellos de cosas que pueden pasar. ¿Apostarlo todo o apostar nada? Tal vez, sin darnos cuenta, constantemente metemos nuestras manos en fuego apostándolo todo a esa posibilidad.

(Luz Angelys González Hernández)

A %d blogueros les gusta esto: