Testigo de cargo

Luces
La luz es un esqueleto fluorescente
con vértebras móviles que lleva el viento.

En el cráneo del sol está escondida la sesera de la luz
con los pelos largos de su cabellera luminosa,
cuando los peina sobre los hombros del universo.

La sombra es el tinte que destiñe los bucles del sol.

No hay luz descubierta
sin una melena de sombras.
No hay sombra descubierta
sin una diadema de luz.

No hay amor disimulado
sin una sombra escondida de interés.
No hay amor disimulado
que no se disfrace con grotescas convulsiones
de indiferencia.

No hay odio que no se disimule
con sombras postizas de prudencia.

La luz es un testigo de cargo.
La sombra es un fiscal implacable.
La luz es un juez al acecho.
La sombra es un verdugo corruptible.
La luz es una condena inminente.

La sombra es una tumba silenciosa.

(Carlos Etxeba)

A %d blogueros les gusta esto: