Semáforo

Semaforo

Cada mañana despierto y fracaso.
Todo es muy duro para todos.
No quiero reír si ellos no pueden.
No quiero jugar. Vuelvo a ser grande.
¿Dónde queda su tiempo cuando les adelantan los relojes.
¿Hasta dónde llega su cielo.
¿Por qué los sigue la luna.
Todo es un misterio.
A veces escribo y las palabras se ponen gigantes.
Ya no hay excusas donde escapar.
Todos los semáforos están verdes.
Voy a esconderme en un árbol para que a ellos,
les lluevan hojas.

(Semáforos en verde, Carlos A. Caposio)

A %d blogueros les gusta esto: