Entradas

Samhain ¿Truco o trato?

En las estaciones las hojas deben amar, ya que se les permite moverse a través del viento, hacia el suelo el que estaban observando mientras colgaban, la leyenda dice que hay una costura pespuntada en la oscuridad como un nombre. Ahora, al morir el velo de hierbas la tierra desde el cielo en una última
+ Más información

Delírium tremens

En noches como ésta los balances no ayudan demasiado. Los recuerdos te escupen a la cara y desde algún lugar del corazón te arrojan trapos sucios. No grites. A estas horas no ha de escucharte nadie.   Sería preferible que a golpes de martillo desclavaras tu culpa de las cosas que amas.   No busques
+ Más información

Sin retorno

  Volvería a casa si tuviera la certeza dónde ir, dónde está. Desapareció un día bajo la tierra la casa de mi padre. Comprendo  que después del sueño y de no poseer Nada a qué poco importa poseer  cuando despiertas frente a cielos  mentirosos queda sólo el Camino y el viento salvaje  bajo los párpados.
+ Más información

La farola

La farola de la calle está cansada de noches. La farola siempre está ahí, inmóvil, alerta. La farola tiene siempre la misma cara, oculta sus pensamientos. La farola conoce a todos los vecinos. La farola sabe de traiciones. La farola se aprendió la canción de los borrachos. La farola, cuando se enciende por la noche,
+ Más información

Islas

  Una luz azul emana del silencio somos una isla viajando en el laberinto del sueño cuerpos acostumbrados a las olas que el tiempo deja a su paso, somos el eco de lo que miramos el horizonte de lo que deseamos la piedra de lo que olvidamos, somos una isla y de nuestro cuerpo surge
+ Más información

Desfiladero

  La majestad de ser abre el vuelto en tus alas,  altiva luz del mundo, alta gloria cimera.  Abres, porque te place, el mediodía. ¡Infausta hora la que dejes olvidada!  Pues tú, Dios displicente, no estás hecho para el hombre.  Igual cierras el mundo que dejas ver su hermosura.  Has enviado el soslayo, calamidad universal 
+ Más información

Al atardecer

  El mar pliega las alas al atardecer, tú no eres sino una pálida burbuja navegando al golpe del aliento, un negro trino, el sol que sale en el centro del pecho en mitad de la calle, un silencio en la música dura de la ciudad sin límites.   Para atravesar ese océano, ese golpe
+ Más información

Raíces al viento

Cuando des con tus huesos en el suelo  Y la cuerda no dé más de sí  Deja en tierra todo el peso  Mira luego sobre tí  Cómo lucen las estrellas en el cielo  Cuando des con tus huesos en el suelo    Y si estás una noche más en vela  Intentando a tu sombra prender 
+ Más información

Piedras antiguas

  He visto las piedras moverse, he visto secretos inimaginables. Podría contártelos allá donde ni la luna puede ser testigo, donde ni la muerte podrá tocarte. Puedo darte las alas que te llevarán alrededor del mundo y conocerás los secretos que el fondo de la tierra y el mar guardan tan celosamente. Ven y escucha mi canto en la
+ Más información

Lavandera

  la bella lavandera, que no es bella si no fea, lava diversas ropas de sus vecinos   no es que disfrute lavándolas ni que quiera mucho a sus vecinos   la bella lavandera, que es fea pero yo la escribo bella, tiene a su haber una hija de una hija muerta   por eso
+ Más información

El manuscrito

No sé cómo llegó a mis manos el manuscrito que había causado el abismo; sólo puedo decir que apareció frente a mi alcoba y cuando fui capaz de leer las primeras líneas un entristecido sudor de dudas inundó mi espíritu. Yo había muerto 2 ó 3 horas antes a causa de la absenta y la
+ Más información

Hombres huecos

  Somos los hombres huecos Somos los hombres rellenos Inclinados unos con otros La cabeza llena de paja. ¡Pobres! Nuestras voces secas, cuando Susurramos juntos Son suaves y sin sentido Como el viento sobre el pasto seco O pies de ratas sobre vidrio roto En nuestra bodega seca Figura sin forma, sombra sin color, Fuerza
+ Más información

Uvas verdes

En una mañana de otoño, mientras una zorra descansaba debajo de una plantación de uvas, vio unos hermosos racimos de uvas ya maduras, delante de sus ojos. Deseosa de comer algo refrescante y distinto de lo que estaba acostumbrada, la zorra se levantó, se remangó y se puso manos a la obra para comer las uvas. Lo
+ Más información

Prisión

Una puerta no cerrada en la prision de la identidad. Lleva a un patio enrejado. (Dr. Cirrus)

Pepinos

  Todos los ángeles pepinos en el cielo están rellenos. El cielo es un pepinar y dios el pepino más bello que no para de amargar a los pepinos más terrenos. Madre no me pongas pepín cuando nazca yo pepe, que pepín es todo el fin y me sabe todo a repe. Me pondrás de
+ Más información