Entradas

Fuente

Si bebés agua, lo correcto es recordar la fuente. (Proverbio)

El suelo que pisas

Sabes que llega un día en que el suelo que pisas se convierte en pared, ésta es la gran lección y la medianería que separa los muertos de los vivos; los extremos se tocan, no podemos salir de su contigüidad, más tarde o más temprano en cada orilla queda un muerto nuestro. (Luis Rosales)

Pescador

Yo no sé por qué razón se tiene por mentiroso y se da por fantasioso a todo buen pescador. Entiendo a mi parecer que es solo cosa de envidia, pues veo brotar la insidia en quien no quiere creer. Pero fe darán mis ojos y lo pude presenciar, a un hombre le vi sacar cinco
+ Más información

Espejo, espejito

Espejito, espejito, eso decía el cuento que me contaban… otra vez frente a mi…mi chivato delator nuevamente desnudándome la verdad cristal que me reflejas…miénteme la vida me llego sin yo pedirla y ahora tú me descubres todas mis miserias espejo…miénteme aunque solo sea por esta vez nueva es aquella arruga que ayer ni vi, ni
+ Más información

La inquietud del rosal

El rosal en su inquieto modo de florecer va quemando la savia que alimenta su ser. ¡Fijaos en las rosas que caen del rosal: Tantas son que la planta morirá de este mal! El rosal no es adulto y su vida impaciente se consume al dar flores precipitadamente. (Alfonsina Storni)

Callejuela

Callejuela muerta donde nada pasa, no hay ruido alguno que alegre mi casa… Ni perro que ladre, ni niño que ria, silencio absoluto de noche y de dia… Ni borracho alegre, ni putas bonitas, ni ladrón nervioso que huye a hurtadillas… Callejuela muerta donde nada pasa, tan solo la muerte, que ronda mi casa… (Rosa
+ Más información

Martes

Hoy mi día empezó temprano y extraño, todo es extraño. No encuentro ni el tiempo ni la voz, añoro como nunca la noche anterior, Las lámparas bañadas de complicidad y de secreto, tu calle silenciosa, tus plantas salvajes, caminar tomado de tu mano como un niño, tomar tus brazos, charlar de nubes, de las tardes,
+ Más información

Desahucio

Por las arenas

Por las arenas pasan las muchachas que han decidido poblar el planeta con sus formas y sus dioses. Por las arenas pasan los muchachos que complacen los deseos femeninos con una inocente sonrisa que juega. El mar, por esta vez, es solo anécdota. (Xavier Oquendo)

Utopías

Perdido en la autopista del utopismo, una brizna de brisa incide en el aire limpio. Grisáceo baile de nubes; sísmico atardecer. Ideas que se pulen en un instante de placer. Solitaria calzada y desoladas líneas blancas acompañan en su viaje al animoso embaucador de almas. Pagado el peaje, curiosa metáfora, prosigo en la búsqueda del
+ Más información

Declaración de guerra

Te declaro la guerra. A tus manos llenas de colores. A tu rosario, tu castillo. A tu soberbia y grandeza. A tu indiferencia, a tu no saludo, a tu no mirada, a tu no palabra. A tu no despedida. A la reja de tu casa. A tu hora de dormir. A tu cansancio. A todo
+ Más información

Gin tonic

Un gin tonic de por medio para olvidarme de tu nombre, es saber salir del tedio y esnifar lo que zozobre, un temor a ras del suelo que navegue en tu cornisa, el que borda tu pañuelo, el que vende tu sonrisa, cuatro lunas me separan de arañarte los enredos, los primeros sedesplazan, los segundos
+ Más información

Dos mecedoras

Si me atreviera te diría que te quiero tomaría tu mano me dejaría llevar a playa Cosecharíamos pepinos y melones maíz y cebada tendríamos un caballo iríamos al río a bañarnos y al siguiente día nos bañaríamos en el mar Si fuera mas osada… tendríamos un hijo que trepara árboles y jugara canícas amarías a
+ Más información

Pozo sin agua

Me estoy convirtiendo en estatua, y mis manos y mis piernas dejaron de moverse y mi piel es roja y huele a tierra seca. Por eso tengo húmedos los ojos, escucho llover adentro, estoy hueco, soy un pozo , donde escucho retumbar el eco de tus palabras. ¿Qué son tus palabras? ¡Palabras! Voz, letras habladas.
+ Más información

Globos

Por la Calle Tristeza y aledaños cruza a veces el hombre de los globos. Y basta ver su manojo de globos para que las calles muden de nombre: a Calle del Sosiego o de la Risa. De vez en cuando el hombre de los globos regala a quienes pasan globos verdes o naranjas o rojos
+ Más información