Entradas

La salida

Aquí la envidia y mentira me tuvieron encerrado. Dichoso el humilde estado del sabio que se retira de aqueste mundo malvado, y con pobre mesa y casa en el campo deleitoso con sólo Dios se compasa y a solas su vida pasa ni envidiado ni envidioso. (Fray Luis de León)

En la bajamar

( abro el verso ) ( y salela cangreja violinista a tomar el sol en los límites del poema ) no siempre sabes lo que escribes ( dime qué saben las cangrejas del volar parsimonioso de las garzas o de la lentitud apacible de los tiempos mareales ) largas y trágicas como el canto quebrado
+ Más información

Diálogos vacíos

Lee, mira. Cada vez hay más palabras, pero significan menos. Flotan fueran, en su atmósfera irreal; pocas se adentran hacia las entrañas. El inmenso silencio se autoalimenta y vive de diálogos vacíos y preguntas sin respuesta. Tantos cruces para vernos, tantas vías para encontrarnos y cada vez menos que decirnos. (Marabc)

Maremagnum

Ahora que hemos impregnado las retinas con adobes, con redoble de tambor hay que anudar tentaciones o exiliar la rabia en el fragor. Tanta reticencia en la mordaza negociando peros y porqués, que ahora portamos vendas en los ojos, con enjambres de babosas tutelando la razón. Hay un vacío mutilado en cada herida y estandartes
+ Más información

Desde el jardín

La siesta

la siesta no tiene palabras al menos no reconocidas ninguna academia real encontró palabras ni siquiera inexactas es un tiempo, un compás, un declive natural del paisaje solar verticalidad de rayos que abaten y una entrega la más incondicional de todas sólo hace falta ver los cadáveres vivos esparcidos por el campo o por las
+ Más información

Una flor amarilla

Un año más ha llegado noviembre Para unirse a los otros del recuerdo. Un año más, algo que grita siempre Se pierde y se difunde como un eco Golpeando las rocas que gritan miente Rebotando en las piedras de este suelo de cristal y de sangre de tu muerte. Un año más, tu corazón helado
+ Más información

El ventanuco

Cuando apareció agrietado el vidrio del ventanuco que dejaba entrar la luz al lado de la puerta principal, el jardinero y la doméstica se repartieron las culpas; como la rasgadura se seguía corriendo, con peligro para las manos de cualquier distraído, se impuso la necesidad de cambiarlo. Concurrí entonces a la vidriería del barrio. Allí
+ Más información

Entre álamos y cañas

Entre álamos y cañas, asentados en la ribera del río, Se intuye la silueta de una Córdoba antigua, Rodeada de enigmas y mezcolanzas. Mis ojos no se cansan nunca de mirarla. Y allí sentado, a la sombra de Sierra Morena, Bella cual mujer cordobesa, se agudizan mis sentidos, Consiguiendo disfrutar del jazmín y el azahar,
+ Más información

El ojo

“Lo más importante no es la cámara, sino el ojo.” (Alfred Eisenstaedt)

Separación

…Y solamente nos separa un puente sobre el mar.

Vigas

Todo lo que soy lo sujetan las vigas, entre el techo y mi cuerpo, sólo el aire. (Susana Corullón)

La Capilla

Ave canta suave que tu canto encanta sobre el campo inerte sones vierte y ora ciones llora. Desde la cruz santa el triunfo del sol canta y bajo el palio azul del cielo deshoja tus cantares sobre el suelo. (Vicente Huidobro)

Flores contra el muro

Adiós a una idea…Una cabaña en pie abandonada sobre una playa. Es blanca como de costumbre, o de acuerdo con Un tema ancestral, o como consecuencia de un rumbo infinito. Las flores contra el muro son blancas, están mustias, una especie de marca Recordando, intentando recordar una blancura que era diferente, otra cosa, el año
+ Más información

El hueco en la pared

Tus ojos pardos esconden Meteoritos abisales que hienden tu rostro Cual saetas mesmerizantes impregnadas de nada A veces la verdad llega, como un mazo descargando todo su peso sobre un difuso reflejo de conciencia, como un rinoceronte enamorado corriendo en estampida en pos de un futuro mejor… Fuiste mi hada empapada, ardiente, rugiente… Fuiste mi
+ Más información