Entradas

Guerra y paz

Ahora que se habla de paz, adónde quedó la guerra? La guerra quedó, en las profundas raíces de la paz. (Claudia Herodier)

La colada

Tendales con estacas torcidas y ropa moribunda batiendo a media tarde. Lavaderos con el agua parada y tablas con pastillas de jabón de sebo. Vacas tirando de los carros cargados de ballico. Boñigas en todos los caminos, buracas en todos los senderos. Atajos para todos los rumbos. Escombreras en cualquier recodo. Todo en nada. Alcantarillas
+ Más información

Portón

En la fotografía busco el alto portón, aquel portón del viejo patio para ver si es que puedo introducirme en secreto, y quedarme allí, temblando, en espera de cosas abolidas. Mas la fotografía sólo muestra el muro de ladrillo, a mano izquierda, y a la mano derecha, esas casonas que hoy como ayer están allí,
+ Más información

La corriente

  Mientras te amabas sólo a ti mismo, no crecías. Pero anhelaste amar y ser amado y entonces ya la corriente del río se puso en movimiento. (Juan Cobos Wilkins)

Tíovivo

Verte girar de nuevo, aferrada a la crin de un caballo, o gritando de placer en tu coche de bomberos, verte girar de nuevo al azar colorido de esta ausencia que para ti es un simple tiovivo, sin saber, otra vez, si volverás a saludarme desde tu lejanía de ojos huecos, sin saber cuando aparecerás
+ Más información

Agua que no has de beber…

Colgado

Si está colgado en la pared, es un cuadro. Si se apoya en el piso, es una escultura. Si es muy grande o muy chico, es conceptual. Si forma parte de la pared, si forma parte del piso, es arquitectura. Si hay que pagar entrada, es moderno. Si ya estás adentro y tenés que pagar
+ Más información

Me espías

Te tengo devoción que me humedece. Creo que te venero desde un lejano instinto. Presumo entre renglones tu espeso sufrimiento, más que la ruina del amor, más que eso. Más que saber que te morías, más. Pero subiste al carro tu ya casi agonía. Sacaste fuerzas para firmar aquello. Y fue firmar tu sepultura, también
+ Más información

La gata

toma sol tras mi ventana se refresca bajo los rayos que entran a nuestro departamento sin protección luego se cansa y me registra sabe que yo soy yo quiere que no haga nada más que mirarla adorarme entonces comienza: ella se sube a mí y la bajo y se sube y la bajo y se
+ Más información

Solitario

Nouvelle cuisine

Y si mi lengua afilada revienta del desespero de verse guardada, en semejante visión contemplada de plato grande y ramita de menta. En tal festín yo dejaba mi renta con el anhelo de ser disfrutada: mousse de guisante al buqulí de dorada, dije guisante, llevlí bien la cuenta. No es que reniegue de tan noble
+ Más información

Musgo

Amanece musgo por toda la geografía de los cuerpos. Huele a musgo. El verde es la piel que sembraste anoche sin forros ni acantilados. Acércate… Respira el aroma de la ternura, lo guardo para cuando seamos ancianos. Bajo llave. Los recuerdos son de viento. (Sandra Garrido)  

El piano

El hombre del piano toca una pieza que no compuso canta una canción que no es suya en un piano que no es de él. mientras la gente en las mesas come, bebe y habla. El hombre del piano termina y no hay aplausos luego comienza a tocar una nueva canción que él no escribió
+ Más información

Aguardando la tormenta

Anzuelo

Esta es la canción de ningún corazón, con unos versos verdes que tienen olor a tazas. Treinta y seis de sinrazón, y veintitrés de venganzas. ¿Es esta la canción de ningún corazón? Impulsos de inimpulsos que la mueven a crecer …a la súplica de locos …a esta fétida pasión …al ingenuo pescador Tiburones de otro
+ Más información