Entradas

La botica

Decía mi mamá: Hay cosas que no se compran en la botica de la esquina. Hay que hacer la enorme y costosa diligencia de adquirirlas con el espíritu, y eso cuesta. (Atahualpa Yupanqui)

Llamador

Lo que conoces es tan poco lo que conoces de mí lo que conoces son mis nubes mis silencios son mis gestos lo que conoces es la tristeza de mi casa vista de afuera son los postigos de mi tristeza el llamador de mi tristeza. Pero no sabes nada a lo sumo piensas a veces
+ Más información

Vacío

Nada. Nadie. Un desleal tú resuena en mi vieja piel y la soledad sabe a Coca-Cola solitaria sentado en un banco, y al recuerdo de todas las terrazas donde nos bebíamos las sonrisas con cerveza y limón. Estoy vacío de caricias. No me llama otra voz que la mía, que me recuerda que estoy solo.
+ Más información

Cacerolas

  Al cocinar se escribe un poema; palabras, ingredientes, palabras procedimiento de versos. La madre, las abuelas las tías se congregan en el oído aparecen con verdes, cuadritos de colores trovadoras de la historia; de mi historia. En el remover de un cucharón condesan las abuelas de sus abuelas las abuelas además : Tiva, Fía,
+ Más información

Tradición

(Procesión del Stmo. Cristo de la Agonía, Las Mestas)

No hay otra

Dijiste: “Iré a otro país, veré otras playas; buscaré una ciudad mejor que ésta. Todos mis esfuerzos son fracasos y mi corazón, como muerto, está enterrado. ¿Por cuánto tiempo más estaré contemplando estos despojos? Adonde vuelvo la mirada veo sólo las negras ruinas de mi vida, aquí, donde tantos años pasé, destruí y perdí”. No
+ Más información

Instante

«Se atrevido, se diferente, se poco práctico, se cualquier cosa que asegure tu objetivo y tu visión imaginativa frente a los jugadores seguros, las criaturas comunes, los esclavos de lo ordinario.” (Peter Lindbergh, fotógrafo)

Sólo la mar

El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad? ¿Por qué me desenterraste del mar? En sueños, la marejada me tira del corazón. Se lo quisiera llevar. Padre, ¿por qué me trajiste acá? (Rafael Alberti)

Manzanas

Una mujer huele el mar Desde el abismo Un hombre, en pie, aspira los ojos al cielo La niña se ha subido al árbol Y come manzanas Tira corazones a sus padres Sonríen Algo se mueve (Alicia Martínez)

Tristeza

  Cuando pienso que todo cuanto crecedura en su perfección un breve instante,como de la mañana el sol radianteque, al avanzar la tarde, se oscurece;cuando miro que todo se envejececomo flor mañanera y rozaganteque pronto se deshoja, agonizante,y al morir el crepúsculo perece;se aflige mi alma y por tu suerte llora;mas todo cuanto pierdes en
+ Más información

Campanas

Yo las amo, yo las oigo, cual oigo el rumor del viento, el murmurar de la fuente o el balido de cordero. Como los pájaros, ellas, tan pronto asoma en los cielos el primer rayo del alba, le saludan con sus ecos. Y en sus notas, que van prolongándose por los llanos y los cerros,
+ Más información

Sueños

  Baila como las cobras con el vientre en el suelo cuando agite su latigo el abuelo Churros y mariposas un tren que vuelve siempre la vida es borrachera de serpiente. Si no tuvieras manos cómo serias feliz como la tocarias en que bar entrarias ¿cómo te beberías el anis? Gitano sin guitarra demonios repetidos
+ Más información

Perro

Era una chica divina era una chica especial era una cosa muy fina muy fuera de normal. Si todo era tan bonito pa que escribes esta canción ella tenia un defecto al que no presté atención Y era su perro un pequeño perro que ladraba, saltaba y jugaba como pocos perros. Ella sacaba a su
+ Más información

Vestigios

  Estoy rota quebrada y aún mis fragmentos presentan grietas soy una suma de escombros alerta a los avances de la maleza soy el cansancio de la ruina abandonada vestigio de un esplendor antiguo (Kira Kariakin)

Ignorancia

  “La ignorancia suele engendrar mas confianza que el conocimiento” (Charles Darwin)