Entradas

Esa escalera

Recuerdo como nos contaban esa vieja historia, casi con lágrimas en los ojos, los más ancianos del lugar, sobrevivientes de aquella época siniestra. Relataban como las madres depositaban las cenizas de sus propios hijos formando una escalera hacia el cielo, creyendo que con ello estarían más cerca de Dios. Abandonadas ya de cualquier sentimiento de
+ Más información

La cadena de la campana

No era precisamente el patio. Ni sus lozas verdes húmedas. No era la ventana enorme hacia el cuarto amarillo. No eran los macetones de helechos selváticos ni la garra de tigre. Tampoco los nidos de golondrinas. No los gorupos. No el píar de las avecillas desde el nido. No. No era. No era el comedor
+ Más información

El dormitorio oscuro

Paz añeja y olvidada, paciencia inexistente, luz de bombas en el dormitorio oscuro.

Desconocidos

  Y me llamas de amigo. Cuando mi cabeza sobre tu pecho No ha vuelto a estar recostada. Cuando a menudo nos sacude el miedo. Cuando he perdido tu espalda. Cuando encontramos solo vacío. Mi amigo. Y me llamas de amigo Con un hilillo de voz. O una sonrisa nerviosa Que da a entender tu
+ Más información

Libertad

La libertad ha de estar siempre en presente la libertad es un antes y un después la libertad es mirar la distancia y sentirla cerca la libertad es sentarse encima de una mesa la libertad es elegir el mar donde quieres nadar la libertad es tener un cocodrilo por mascota la libertad es dormir de
+ Más información

Encaje de bolillos

“Él habría pasado por su lado sin verla. Porque ella era de esas almas que no hacen ninguna señal, pero que hay que cuestionar pacientemente… y sobre las cuales hay que saber posar la mirada. Un pintor la habría tomado como modelo. Habría sido lavandera, portadora de agua…. o encajera.”

Buzón de tiempo

En el buzón de tiempo se deslizan La pasión desolada, el goce trémulo Y allí queda, esperando su destino La paz involuntaria de la infancia Hay un enigma en el buzón de tiempo Un llamador de dudas y candores Un legajo de angustia, una libranza Con todos sus valores declarados En el buzón de tiempo
+ Más información

Eterno secreto

El alma del poeta danza y delira sobre la ola de la vida, entre el clamor de vientos y mareas. Y cuando el sol esconde su frente y el cielo entristecido cae sobre el mar como los párpados sobre los ojos fatigados, el poeta, dejando su pluma y con la cabeza en la mano, deja
+ Más información

Las últimas luces

El regalo

Mis ruinas

Bienvenida a mis ruinas, ten cuidado no tropieces con los escombros de esos versos que no son para ti. Me sorprende enormemente que hayas encontrado el camino para llegar con lo perdido que he estado yo siempre. Perdona el mal clima, no para de llover desde que vivo sin tejado. Cuídate de los charcos no
+ Más información

La silueta

Vi la silueta de tus pechos a través de tu disfraz de carnaval. Supe que te estabas enamorando de mí porque ningún otro hombre podría percibir el avance de tu pecho dentro de su imaginación. Era una transgresión de tu insólita modestia dedicada a mí y sólo a mí con la que imprimiste sobre mi
+ Más información

La nada

Nochevieja

Era, al inicio, la gran noche de la promesa joven. El reino de la libertad hasta una madrugada gloriosa, aunque todo terminara en borracheras sucias y serpentinas pisoteadas… La ilusión no decaía. La juventud todo lo adorna y ennoblece así es que pervivía el sueño … Eran (más tarde) discotecas ruidosas con alcohol y pastillas,
+ Más información

La hora secreta

Hay una hora secreta en la que el mundo se detiene, todo se paraliza, nadie se mueve… Y los relojes salen, hacen su recados, se cuentan poemas, dan paseos, se divierten… (Fran Nuño)