Entradas

Puente

  Cielos grises de cristal. Un extraño trazado de puentes, rectos éstos, arqueados aquéllos, otros en descenso o en ángulos oblicuos sobre los primeros, y esas figuras reproduciéndose en los demás circuitos iluminados del canal, pero todos tan largos y ligeros que las orillas cargadas de cúpulas pierden altura y menguan. Algunos de estos puentes
+ Más información

Surcos de historia

  Un día me mostrarás la realidad. Frente a ti, cara a cara, descubriré lo que me enseñas a diario sin que aprecie tu sinceridad. Día a día, silencioso amigo, cuando reflejo en ti mi ego cristalino, evidencias tu inevitable y congénita transparencia. Ayer era la claridad de mi piel -que creí perpetua- hoy, se
+ Más información

Lavaderos

  Qué jóvenes llegamos aquí, a los grandes lavaderos, donde vimos por primera vez a la hija del rey descargando su ajuar, jugando con sus compañeras. Aquí, donde las esposas y las hijas trajeron sus magníficos vestidos, antes y después de la guerra, donde vimos tantas veces llegar los carrros del mundo con las sábanas
+ Más información

Otoño

Aprovechamos el otoño antes de que el invierno nos escombre entremos a codazos en la franja del sol y admiremos a los pájaros que emigran. Ahora que calienta el corazón aunque sea de a ratos y de a poco pensemos y sintamos todavía con el viejo cariño que nos queda. Aprovechamos el otoño antes de
+ Más información

Murallas de Cádiz

  Cuando vayas a la bahía, de las murallas de Cádiz, cuando vayas a la bahía chiquilla no vayas sola, vente a la vera mía, que las olas son traidoras. Tu no ve serrana mía, que azotan mucho las olas, y puede ser que algún día mi alma la dejes sola. Chiquilla vente conmigo cuando
+ Más información

La nube roja

  Mi nube roja, el brillo carmín en lo íntimo de tus ojos. Danzas con la tarde y besas el viento ansioso. Me ves y suspiras un rayo de fuego sobre el horizonte, Te ves y me tientas a jugar sobre tus siluetas granas Levitando sobre mis hombros, logras entrar a mi cabeza Me bañas
+ Más información

Las últimas velas

  Las llamas se apagan. La cera se derrite. Lagrimas se oyen y ven. Hoy se agotan las ultimas fuentes de luz. Las ultimas sonrisas. Hoy han muerto las ultimas velas… (Lïa Bosc)

Macetas

  No dejéis que se claven en los ojos las macetas ni que las papeleras de lluvia traigan sus cataratas de cordura donde las semillas de mostaza nos recuerdan los espejismos.   Traednos las bombillas luciérnagas que no pierden el marco de los paisajes ni las manos desteñidas en las mentes de los ordenadores.  
+ Más información

Pecadores

   “[…] ya conoces que apenas lleguemos a Compostela serán perdonados todos nuestros pecados, incluso aquellos que ni siquiera conocemos. Con tal seguridad, podemos pecar aunque no tengamos ganas de hacerlo. Ésa quizá es la razón de que a lo largo de este camino interminable hayamos encontrado a tantos pecadores y de tan distintos géneros;
+ Más información

La paja

El rostro de la fuente

Algodones

A veces creo en elefantes de colores, oigo a los globos azules criticar a los rojos y me desconcierto al ver algodones en el cielo, me imagino perdiendo los sueños, perdiendo el asombro y cierta inocencia, temiéndole a la falta de utopías, a la ausencia de esperanzas, a la quietud. A veces miro durante una
+ Más información

Aparición

Ganado suelto

Azul

Libélula azul de traslúcido vuelo sueño tras sueño goteando néctares sobre el papel, el alma.   (Teresa Delgado)