Negocio

Procreación
Démonos prisa.

Sepa usted que está perdiendo dinero. ¡Sí! Usted está perdiendo dinero. Allí sentado sobre sus posaderas.
Tengo en mis manos la solución a sus problemas y citando a una famosa película de gángsters: “Le haré una oferta que no podrá rechazar”
– ¿Qué de qué se trata el negocio? ¿Cómo así funciona el changarro?
Pues muy fácil: porno, la rica cochinadita. Pero no tiene que ser algo convencional ¿¿cierto??
No claro que no, el clásico mete saca o uno dos, uno dos ya no estimula a nadie. El porno, el verdadero, el que te arrecha, el que te pone a mil es algo raro, algo insultante, morboso, retorcido; algo que genere culpas y que nos haga cuestionar nuestra salud mental.
Puestos en el tema, ¿no le interesaría meterse de lleno a la industria del porno entomológico? Insectos apareandose a vista y paciencia de la masa, sin que nadie les preste ni un mínimo de atención.
Carajo! Tremendo negocio y usted, se lo pierde.

Explore las intrincadas áreas de la sexualidad entomológica, haga práctica del voyerismo más bizarro con total impudicia…

Para inspirarse (porque para algunas cosas se necesita más inspiración que voluntad) contemple esta foto mientras escucha a John Paul Young.

(Chilcanofx)

A %d blogueros les gusta esto: