La ola que regresa 

La ducha

Si te revuelca la ola

procura que sea joven,

esbelta, ardiente,

te dejará molido el cuerpo

y el corazón más grande;

cuídate de las olas

retóricas y viejas,

de las olas con prisa,

y la peor de todas,

de la ola asesina,

la ola que regresa.

(Fabio Morabito

A %d blogueros les gusta esto: