La niebla

La niebla
Y entre la niebla descendemos
somos aquellos que caminamos
sobre los baches de las calles
y así consiguen que no levantemos la cabeza,
intentamos ganarnos el pan
siempre con el sudor de nuestra frente,
comemos las ofertas que podemos
y en la madrugada vuelve la niebla
en la que nuestros sueños
no alimentan ya a otros
y las calles están asfaltadas,
paseamos sin prisas, esas
en las que podemos levantar de nuevo la mirada.

(Felipe J. Piñeiro García)

A %d blogueros les gusta esto: