La niebla

La niebla
Abismos inmensos
sin principio ni fin.
Infinitos que llamean,
malas hierbas abonadas
con lágrimas de sangre.
Ásperos muros de terror;
espectros, sombras, danzas,
que espesan el aire
y alimentan los suspiros.
Hilos de plata
que recorren los caminos
trazados por la tristeza.
Se desmoronan, despedazan.
Cenizas, polvo, niebla,
nada.

(Virginia F. S.)

A %d blogueros les gusta esto: