El viento que te lleva

Callejuela
No hay calle empedrada que no recorras en el viento que te lleva
y sin embargo cuando llegas a mi casa te paras,
miras de reojo mi ventana,
y me lanzas una mirada de humedad
que entre las cortinas se hace lluvia de luz
y siento como el temblor de la primavera desembala mi alma.

(Fernando Sarriá)

A %d blogueros les gusta esto: