El baño

EL BAÑO

Mi hermana le tiene fobia a las palomas entre tantas otras cosas (las multitudes, los cambios, la vida misma). Cuando hay algunas en el camino, ella cruza al otro lado.
Siempre se siente atacada por las palomas, quienes algunas veces le impiden seguir caminando, se hacen la caca sobre ella, se han metido por la ventana de su cuarto y hasta la han golpeado en la calle con su torpe vuelo.
De verdad que se han vuelto torpes para volar y se están acostumbrando a caminar como los peatones. Cuando están comiendo en medio de la calle ni se quieren mover y uno tiene que esquivarlas, bajar la velocidad o hasta tocarles el claxon.
En estos días, las atrevidas han decidido robarle la comida al perro de mi tía. Ahora, comen hasta Pedigree. El pobre perro ya no sabe cómo espantar a las palomas rateras.
Me preocupa una posible invasión de palomas, que pierdan la habilidad para volar y se contenten con caminar entre nosotros, que se apoderen de las calles y hasta nos despojen nuestras pertenencias.

A %d blogueros les gusta esto: