La ola que regresa 

Si te revuelca la ola procura que sea joven, esbelta, ardiente, te dejará molido el cuerpo y el corazón más grande; cuídate de las olas retóricas y viejas, de las olas con prisa, y la peor de todas, de la ola asesina, la ola que regresa. (Fabio Morabito) 

Penumbras

Con los ojos de mis dedos te recuerdo con la memoria de mi piel con el olfato de mi sombra encendida ahora que ya no duermo ahora que se ha quedado la campana muda y soy sólo respiración que soy huella en el agua para el rastro de mi sangre un estallar del vacío que
+ Más información

Piedras

De las piedras se habla con envidia, quizás, porque ellas no hablan. No fruncen el ceño y aparentan desatender lo que a su alrededor acontece. Obviamente, todo esto es mentira. No vuelan, pero enseñan a los pájaros a volar. Se detienen en los abismos, al pie de los puentes, al margen de los ríos y
+ Más información

Aceitunas

No es el verde enlutado del mar en los cantiles cuando llora el regreso de sucias travesías, ni es el verde en los campos de poliédricos brillos cuando el sol lo dardea con metralla amarilla, ese verde que canta suspendido en el aire y en la almazara dona su sangre a los humanos para que
+ Más información

Lavadoras

¡Al rico trato de hierro, al rico y lindo aparato! Que ensucia menos que un perro, que acompaña más que un gato, que no ha de llevar cencerro, que basta pasarle un trapo. ¡Al rico trato de hierro, que es limpio, bonito y barato! No duerme, pero se apaga. No canta, pero rechina. No suelta
+ Más información

Nocturno

  Luz del alma, luz divina, faro, antorcha, estrella, sol. . . Un hombre a tientas camina; lleva a la espalda un farol. (Antonio Machado)