Diferente 

Las grietas del cielo

La ventana del árbol

Ándeme yo caliente

Traten otros del gobierno del mundo y sus monarquías, mientras gobiernan mis días mantequillas y pan tierno; y las mañanas de invierno naranjada y aguardiente, y ríase la gente. Coma en dorada vajilla el Príncipe mil cuidados como píldoras dorados, que yo en mi pobre mesilla quiero más una morcilla que en el asador reviente,
+ Más información

Mi casa vieja

No derrumben mi vieja casa, había dicho, dejen al menos mis granadas y mis moras, mis manzanas y mis rejas. (Javier Heraud)

Piedra dormida

Cando a pedra, durmida e acochada, da terra nai no garimoso seo, esperta do seu sono milenario, e quere ser oración e pensamento, florece en un varal, estende os brazos, e ponse de pé faise cruceiro.  (Ramón Cabanillas)

1 2 3 4 5 6 7 8 9