Anzuelo

Anzuelo
Esta es la canción de ningún corazón,
con unos versos verdes que tienen olor a tazas.
Treinta y seis de sinrazón, y veintitrés de venganzas.
¿Es esta la canción de ningún corazón?

Impulsos de inimpulsos que la mueven a crecer
…a la súplica de locos
…a esta fétida pasión
…al ingenuo pescador

Tiburones de otro cielo
han dejado sus anzuelos.
Pescadores cuelgan de estos,
pacientes en su riachuelo.

Esquimales de otro infierno
flotan entre tres espejos.
Miran llover el suelo
de esta canción color de jabón.

Impulsos de inimpulsos que lo mueven a creer
…en la súplica de bobos
…en esa tenue pasión
…al ingenuo pescador

Y es esta la canción del esbozo marrón,
con unas tazas verdes que ya no sienten dolor.
Ahí está el pescador pescando la canción
de ningún corazón, y allá el tiburón.

(Satélite)

A %d blogueros les gusta esto: