Ambrosio

La pose

– No se lo va a creer. Para que vea lo inteligentes que son los animales. En cierta ocasión se salió un cangrejo de río de la cazuela. Lo encontré entre las cajas… y le puse de nombre Ambrosio… A veces lo dejaba en la barra, chasqueaba los dedos, y el cangrejo venía hacia mí…

– ¿A ver si era un hombre?

– …

(Gaby Mendoza Ugalde)

A %d blogueros les gusta esto: